Cuento del Taller: Guía para ilustrar el propio rostro

El tercer tema del taller era “el autorretrato”. No me atraía mucho la idea de hacer un retrato sobre mí, así que aproveché de escribir un texto sobre el autorretrato y no un autorretrato en sí.

Guía para ilustrar el propio rostro

Diversos motivos pueden conducir a una persona a la imperiosa necesidad de estampar su rostro en algún elemento material para preservar su apariencia en el tiempo. Independientemente de los motivos, existen ciertas etapas en las que uno debe incurrir para su ejecución.

La primera etapa consiste en obtener una imagen de uno mismo para contemplar, pues es bien sabido que los ojos miran por costumbre desde la propia cara y no hacia ella. Para esto pueden usarse diversos métodos dentro de los que se destacan principalmente el uso de una fotografía y el uso de un espejo. El uso de una fotografía tiene la ventaja de cumplir con agilidad el trabajo de materializar la imagen y secuestrarla del tiempo. Sólo en situaciones puntuales se ha comentado que las fotografías comiencen a moverse (generalmente en compañía del alcohol u otra sustancia) por lo que es una manera cómoda de tomar una referencia estática de la apariencia de uno mismo. Por otro lado, el uso de un espejo permite una búsqueda más fácil de un ángulo agradable de ilustrar. Lo complejo de dibujar en un espejo es que se corre el riesgo de dibujar la cara de una persona que está dibujando una cara vista en un espejo, lo que puede generar un ciclo infinito y, en consecuencia, un dibujo difícil de terminar en un plazo razonable.

Habiendo decidido el método a seguir, se procede a un momento de contemplación de la cara a dibujar. Un elemento clave y que puede determinar el éxito o el fracaso de la empresa que se está emprendiendo es la identificación. El sujeto que dibuja debe tomar plena conciencia de que lo que tiene en frente es una imagen de sí mismo y no de otra persona, paisaje, animal o cosa. Esto debe recibir especial énfasis pues muchas veces las personas quieren ser otras personas y buscan reflejar este deseo en el aspecto de la cara.

Luego de aceptar (o al menos llegado a una tregua con) el rostro propio, se procede a preparar el papel (que es el material más cómodo, aunque se pueden hacer dibujos sobre paredes, madera, personas u otras superficies). Se debe acompañar por un lápiz que se debe sujetar con la confianza con la que los dedos se mantienen sujetos a la mano. Aquí lo fundamental es haber ejecutado los pasos anteriores, porque si se llegó a un acuerdo con la propia cara (y un acuerdo real, no como esas treguas en las que uno cruza los dedos detrás de la espalda), el lápiz debería empezar a moverse sin esfuerzo sobre el papel trazando a su antojo todos los elementos que describen una cara: ojos (habitualmente dos), nariz, boca, orejas, pómulos, cabello, cicatrices, vellos, lunares y cualquier otro elemento distinguible, condimentado además por las expresiones que se hayan registrado en la etapa de la obtención de la imagen.
Si el resultado no es satisfactorio, sea por la calidad del dibujo o por la incapacidad de aceptar el propio rostro, se recomienda deshacerse del papel (ojalá quemarlo, porque puede convertirse en un mal recuerdo), conseguir otro y repetir el procedimiento desde la primera etapa.

Para concluir cabe destacar que para llevar a cabo una ilustración que le haga justicia a la naturaleza de uno, se debe tener una importante consideración. El dibujante debe preocuparse de ser la misma persona al momento de iniciar el dibujo, durante su construcción y al momento de finalizar. Es frecuente que esta condición muchas veces no se vea satisfecha provocando el fracaso de muchas obras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s